Saltar al contenido

5 factores de éxito para los negocios en internet

file86312632541631.- Integración del sitio web a la empresa

Las empresas han ido más allá de las actividades tradicionales de marketing; como ser crear un volante, colocar un anuncio en el periódico, hacer publicidad en radio o televisión, etc.

A partir de la presencia de Internet, de los resultados que se pueden obtener y del acceso a un mercado global se generó otro tipo de marketing aplicado a Internet.

Sin embargo, todavía existen empresas que no tienen presencia en internet y que no utilizan esta red como forma de desarrollo de su negocio.

Para construir tu negocio online, es necesario repensar tu modelo de negocio y estrategia en Internet.

Debes encontrar las respuestas a las siguientes preguntas mientras planificas como llevar tu negocio a internet.

  • Cómo puedo utilizar internet para comercializar y vender mis productos o servicios?
  • ¿Cómo puedo utilizar mi sitio web é Internet para establecer relaciones con mis prospectos, clientes, revendedores, empleados y proveedores?
  • Cómo aprovechar las capacidades que me brinda Internet para desarrollar mi empresa?
  • ¿Cómo puede reducir los costos y mejorar el servicio que ofrezco haciéndolo por Internet?
  • ¿Cómo puedo utilizar internet para que le sea más fácil a mis clientes hacer negocios conmigo?

El funcionamiento de un negocio exitoso online es algo que va más allá de la creación de un sitio web y poner un catálogo de productos en él.

Muchas empresas todavía no tienen una estrategia web. Una estrategia es la piedra angular en este ambiente de negocios online.

Tu sitio web debe satisfacer ciertos requisitos que hacen a tu negocio, ya sea el reconocimiento de tu marca, la promoción o venta de tus productos o el servicio a tus clientes.

2.- Concéntrate en cómo hacer que tu empresa aporte valor a tus clientes

Como todo negocio que se precie, ya sea online u offline, la calidad del producto, la velocidad en la entrega del mismo y el servicio que se ofrezca al cliente son las claves.

Tener un sitio web o realizar transacciones en línea a un menor costo, no es suficiente.

En otras palabras, las empresas deben encontrar nuevas formas para fidelizar a sus clientes.

A medida que más y más empresas se encuentren en internet, más competidores tendrás y deberás agregar más valor a tus productos o servicios para estar por encima de la competencia.

En una economía global como la nuestra, una empresa no puede competir en precio solamente; la competencia puede equiparar ese valor y la ventaja competitiva que tenemos se esfumaría rápidamente.

3.- Concéntrate en crear la mejor experiencia para cada segmento de clientes

Es importante concentrarse y saber cuáles de tus segmentos de clientes son los más rentables online.

Por ello es importante identificar a esos clientes y construir un sitio web basado en crear la mejor experiencia para ellos junto a la más completa información.

Además de mejorar la relación con nuestros clientes, la necesidad de retenerlos sigue siendo la principal preocupación para la mayoría de las empresas. Después de todo, cuesta más adquirir nuevos clientes que retener a los ya existentes.

Los clientes son diferentes y sus necesidades también lo son. La segmentación es crucial para mejorar la retención y generar ingresos o realizar ventas adicionales a los clientes existentes.

Para ello las empresas tienen que invertir en sistemas de gestión de clientes y en especial mediante la integración de sus procesos de ventas y servicios.

La diferenciación en lo que se refiere al sitio web también es otro factor importante.

¿Qué harás para que tus clientes tengan una buena razón para volver a tu sitio web? En otras palabras, ¿cómo piensas diferenciarte de tu competencia?

Una forma es tener contenido que capte la atención del usuario en base a sus afinidades. Segmentar a tus clientes en base a sus afinidades, crea lealtad en el consumidor, mejora la publicidad al ser altamente segmentada y potencia las ventas. Tiendas online pueden construir una buena afinidad fácilmente.

Consejo

Piensa en los clientes que deseas segmentar y cuáles deseas conservar. Además, utiliza la tecnología web como tu página web, tu blog en WordPress y tus campañas de email marketing para atenderlos y retenerlos.

4.- Que sea fácil para los clientes hacer negocios contigo

Internet hace posible que las empresas puedan crear soluciones sustentables económicamente y que ayuden a hacer crecer aún más su negocio. La clave es que el cliente se sienta cómodo cuando compra nuestros productos o servicios.

5.- Centrarse en la mejora de la experiencia del cliente

Para competir en esta economía globalizada y en especial en Internet, dependemos del producto y el servicio que le proporcionamos a nuestros clientes, así como en la forma en que el cliente accede a los mismos.

Esto significa que necesitas tener sistemas de información integrados (online y offline) en toda tu empresa para ofrecer y construir fuertes relaciones con tus clientes mediante el aprovechamiento de la información que posees.

Tu negocio offline no va a ser el único canal disponible para tus clientes. Hay muchas alternativas como pueden ser tu sitio web, telefonía móvil, correo electrónico, fax, etc.

Es más hoy en día, es importante la interacción con todos estos canales. La comunicación no es de una sola vía.

En otras palabras, los clientes tienen que ser capaces de llamar o conectarse a cualquier sistema de una empresa inmediatamente, ser reconocido y tener sus pedidos o compras procesados satisfactoriamente.

A pesar de que muchas empresas tienen su negocio online, no entienden la importancia de internet como otro canal de comunicación y no le ofrecen al cliente o prospecto los medios para vincularse correctamente.

Para resumir, tu sitio web no puede estar ajeno a la estrategia de tu negocio offline. Tu sitio web es la imagen de tu negocio y si la información contenida está desactualizada, el cliente va a ser el primero en percibirlo.

Por otra parte, toda la información que incluyas y que mejore la experiencia del cliente con tu sitio será bienvenida. El prospecto para decidir la compra, debe tener la información suficiente.

Un cliente satisfecho es un cliente que vuelve.